Ir al contenido principal

Ubuntu 7.10 Gutsy Gibbon ya está aquí

Nueva versión y nuevas prestaciones que mejoran las ya conocidas y aportan de nuevas. Éso es lo que trae el nuevo Ubuntu 7.10 "Gutsy Gibbon".

De lo que ya he podido probar, me ha llamado la atención cuatro cosas:

1) Se implementa, de forma supuestamente estable, el escritorio 3D. Y digo supuestamente porque si bien da la opción de utilizar tres formas de ejecución de efectos: sin efectos al más puro estilo Gnome; con algunos efectos pero sin consumir demasiados recursos (ideal si quieres algún efecto curioso pero sin que llegue a hacerse pesado); y el escritorio 'móvil', en donde es posible sacarle el máximo partido al escritorio 3D pero que requiere una tarjeta de vídeo rápida, a mi me ha dado algún problema.



Como ya me pasó con Beryl en las versiones anteriores de Ubuntu, tras probarlo unos minutos he decidido volver al escritorio clásico, es decir, sin efecto alguno. No sólo porque rápidamente me canso si no también porque, a pesar de ser una versión más o menos estable, se me sigue bloqueando la pantalla, con lo que, más que aportarme ventajas, me crea más problemas.

2. Incorporación en la barra superior (donde van los iconos y los menús) de un botón que permite cambiar rápidamente de usuario. En un equipo en donde se han creado varias cuentas de usuario, esta utilidad (User Switcher) permite pasar de una a otra sin tener que pasar por el botón de Salir y Cerrar sesión.

3. Utilísima, para mi gusto, tras un poco de uso he encontrado el Deskbar Applet o, en castizo, la barra de búsqueda al más puro estilo de Google.



Sólo basta con introducir una palabra clave para que se ponga en marcha el motor de búsqueda.



Como ves, las búsquedas incluyen la web. Como digo, muy práctico y seguro que se convierte en una herramienta de uso muy habitual en mis quehaceres diarios.

4. Por último y muy importante si aún conservas el sistema Windows XP en una partición NTFS, Ubuntu 7.10 implementa la posibilidad, de forma predeterminada, de operar sobre ese tipo de partición. Con ésto quiero decir que, no sólo puede leer la partición NTFS de Windows si no que también puede escribir en ella, con lo que ya no es necesario crear una partición puente FAT32, que permita pasar todo tipo de archivo de un lado para otro y tener que reiniciar el equipo. Funciona perfectamente y, junto con la Deskbar Applet, es lo más destacado que he encontrado hasta este momento.

También he notado que la base de datos de drivers ha aumentado: ahora me reconoce de primeras mi impresora HP sin tener que configurar nada y mi tarjeta de vídeo.

En fin, habrá que trastearlo un poco más.

Descárgatelo desde este enlace. Como ya sabrás, la imagen iso que descargas te permite, una vez rippeado a un CD, arrancarlo y probarlo sin instalar nada. Es lo que tiene GNU Linux: que si te gusta lo usas y si no, no pasa nada.

Comentarios