Ir al contenido principal

CES 2008: novedades en iRiver

Con el nuevo certamen tecnológico CES 2008, que se celebra en Las Vegas, Nevada (USA), desde el pasado lunes y hasta el jueves 10, llegan algunas novedades muy interesante en reproductores multimedia, como era de esperar.

Si Sandisk presenta su Sansa View de 32 gb de capacidad, iRiver desembarca con todo su séquito de gadgets que no pasan, en absoluto, desapercibidos.

Iriver ofrece productos de calidad con un diseño muy cuidado. Pero es que producto que sacan, producto que supera al anterior. Desde el P10, un PMP con pantalla de 4 pulgadas y un procesador de 600 mhz hasta el E100, pasando por el Lplayer que viene a ser una versión actualizada del U10, uno de los pequeñines de la familia, destinado al audio portátil pero con una generosa pantalla de 2 pulgadas (¿utilizará la misma base de acoplamiento que el U10? Si es así, genial) o el bonito Spinn, otro PMP con una pantalla de 3 pulgadas aproximadamente.

Pero de todos ellos, hay uno que me ha dejado boquiabierto, tanto por un diseño magnífico (aspecto físico e interfaz, sobretodo) como por el enorme potencial que ofrece: hablo del P20.






Aquí vienen algunas de sus prestaciones para el prototipo que, ojalá, se convierta muy pronto en un producto tangible y real en el mercado: capacidad de almacenaje en disco duro de 120 y 160 gb, ranura para tarjeta de memoria SD, capacidad para reproducción de música, vídeo, fotos y grabación así como T-DMB (algo así como transmisión multimedia digital terrestre: aquí, se supone, viene incluída televisión). Vamos, un completísimo reproductor multimedia que plantará cara, si finalmente sale al mercado, al A3 de Cowon o a los Archos.

Qué bien, iRiver. Cuantos juguetitos y qué bonitos todos ellos.

[Actualización, 12/01/2008] Entre las novedades presentadas por iRiver, no puedo pasar por alto el modelo M20, una preciosidad de gadget que incorpora, como ya viene siendo la tónica habitual en las marcas coreanas, el sistema DMB y, por si fuera poco, un sistema GPS de navegación. Todo un lujazo.

Comentarios