Ir al contenido principal

Migrando a GNU Linux

Ya me he cansado de tanta lentitud, de tantos extraños en mi pantalla, con esos pantallazos que ahora me hace en negro (¡qué modelno!) cuando intento ver un vídeo, abrir un archivo de Office o, simplemente, mientras se carga y actualiza el antivirus, cortafuegos y otras protecciones al arrancar el sistema. Ya estoy harto de este XP y sus cosas raras. A partir de hoy dejo de moverme por sus 'ventanas'.

Y si hoy mismo pongo punto y final a Windows, hoy también se estrechan, definitivamente, los lazos con GNU Linux y, en particular, con Ubuntu, la distribución con la que me siento, de las pocas que he probado, más cómodo.


Ya he formateado todas las particiones y discos duros y, con alguna que otra trampa y gracias al NTFS-3G que incorporan las últimas versiones de GNU Linux, puedo utilizar perfectamente los dos SATA, en NTFS, que tengo conectados en el equipo. Y si, encima, combino Ubuntu con el sencillo pero elegante escritorio Gnome, me quedo más chulo que un ocho:


Mi Gnome personalizado bajo Ubuntu

Lo malo es que no todos los reproductores (y cámaras de fotos) que tengo tienen plena compatibilidad con el sistema UMS (y formatos de imagen en bruto) así que ya veremos cómo me las apaño para transferir la música sin sincronizar y sin perder las tags (o manipular los archivos .orf de mi réflex) . Ya buscaré alguna solución.

Por fin libre.

Comentarios