Ir al contenido principal

Cowon iAudio 7: fuente inagotable de buena música

Así como el salto cualitativo del iAudio 6 respecto al modelo anterior, el iAudio 5, representó un gran avance por varios motivos, desde el mismo diseño -al incorporar un novedoso Swing Touch- hasta las generosas prestaciones en general, con la llegada del iAudio 7 el salto es menos generoso, por cantidad, pero más importante, si cabe, por calidad.


Ahora las novedades se limitan a unas pocas mejoras aunque muy necesarias, eso sí, que agilizan considerablemente los procesos y, a lo que a autonomía se refiere, simplemente es como para quitarse el sombrero. La mejora en este campo es incontestable; magnífica. Pero empecemos por el principio.

Y el principio podría ser su aspecto externo: quitando el hecho de que el iAudio 7 viene con los colores invertidos respecto al iAudio 6 y que desaparecen el logo y el apunte Digital Multimedia Player en el frontal, pocas diferencias más existen.


Bueno, hay pequeño detalle que me ha llamado la atención justo cuando he metido el iAudio 7 en la funda del iAudio 6: aunque la pantalla guarda la misma proporcionalidad que en el iAudio 6, su distribución dentro del conjunto, no. Me explico.


La pantalla del iAudio 7 (en la parte superior) queda distribuida hacia la izquierda del reproductor, dejando un margen de unos 6 milímetros, mientras que en el iAudio 6 llega casi a los 8. Igualmente, por la derecha, el iAudio 7 guarda tres centímetros y medio hasta el borde derecho mientras que el segundo un par de milímetros menos.

Este aspecto, quizás insignificante, podría tener algo que ver con una reorganización interna del hardware, ya sea por la memoria flash o por la propia batería del reproductor.

Las especificaciones técnicas así como accesorios incluidos (pocos, como en la versión anterior) los puedes consultar aquí.


Con el Cowon iAudio 7 desaparece el microdrive, ese minidisco duro que incorporaba (¿por primera vez?), un reproductor de mp3. El microdirve no ha acabado entregando todo lo que se esperaba en el iAudio 6, ralentizando descaradamente los tiempos de espera y empañando, por este motivo, todas esas prestaciones que acompañaban a ese magnífico reproductor. No salió del todo bien el experimento, como hemos tenido la oportunidad de comprobar los poseedores.

Pero ahora, con la incorporación de la memoria flash, que va aumentando incesantemente su capacidad y mejorando día a día el ratio Gb/euros, la cosa cambia. La navegación se agiliza muchísimo y pasar de la canción actual a la siguiente -o a la anterior- se limita a lo que tardas en pulsar alguno de los botones del Swing Touch: un clic y sin demoras. Ya no hay retrasos; ya no hay esperas.

El fácil manejo del reproductor y la navegación por los menús encuentra en el Swing Touch un aliado: esa botonera, muy sensible al tacto, es configurable en cuanto a la velocidad de acceso. A diferencia del iAudio 6, cuyo manejo por el menú se hacía siempre en una única velocidad (demasiado rápida, quizás), con el iAudio 7 existen tres configuraciones posibles: low, normal, high, y se accede a estas configuraciones desde el menú Configuración > General > Touch Sensitivity.



Otra de las mejoras destacadas es, como ya decía al principio, la autonomía. Es bestial, no puedo calificarla de otra manera y aunque no he probado hasta dónde está su límite, es sintomático el hecho de que pasan muchos días hasta que vuelvo a poner a recargar el reproductor. Al igual que pasa con el D2, hasta te permites el lujo de coger cada día el reproductor y ni siquiera detenerte un segundo para comprobar si aún le queda batería. Porque sí, siempre le queda. Es una fuente casi inagotable de energía.

Esa autonomía gigantesca, junto a los 16 gb de capacidad de este modelo en concreto, tiene un 'efecto secundario' muy importante: el iAudio 7 puede mover archivos comprimidos sin pérdidas, Flac, sin despeinarse. Así que, al igual que hice con el X5L en su momento, aprovechando su enorme capacidad y buena autonomía, todo mi iAudio 7 está lleno de Flac. Mucha música buena y rippeada con gran calidad. Es una auténtica gozada poder decir ésto.

Y derivado de ésto, precisamente, llego al aspecto musical. El sonido sigue siendo, aparentemente, el mismo que el de su predecesor, el iAudio 6. Sigue siendo muy potente y bueno y la sensación que tengo es que forma una pareja estupenda con mis Shure SE530 PTH que, con ese plus de claridad en las frecuencias medias-altas, contribuyen decisivamente a entregar un sonido más equilibrado, al no necesitar ajustar los parámetros de la ecualización del reproductor salvo para las frecuencias bajas, en donde sí les sienta bien subirle unos puntos. Las sensaciones son tan buenas que ahora tengo un poco abandonado al D2.

Éstos son los aspectos más relevantes que me han llamado la atención del iAudio 7 respecto al iAudio 6. En esencia, no hay muchas más diferencias entre uno y otro que las que comento así que si quieres saber más, puedes echarle un vistazo a esta otra entrada que hice, tiempo atrás, del iAudio 6 y así no repetirme. La puesta al día del iAudio 6 ha vuelto a colocar a este modelo donde se merecía, sin ninguna duda. Es mejorable, claro, todos son mejorables, pero con este iAudio 7 se ha situado el listón muy alto.

En definitiva, si quieres un reproductor específico para la música, el iAudio 7 es una magnífica opción. Es algo caro, cierto, y su pantalla es pequeña, también cierto, como para exigirle prestaciones multimedias solventes pero si los usas principalmente para la reproducción de música, cumplirá sobradamente las expectativas porque lo hace muy bien.

Y es que he llegado a un punto en el que cada vez tengo más necesidad de tener un producto específico para cada cosa, un producto que sea el mejor en una parcela del campo multimedia, un producto especializado y técnicamente superior, y cada vez tengo menos necesidad de tener un todo en uno.

¿Por qué tengo que comprar un reproductor multimedia, con una pantalla muy cool y unas resoluciones magníficas, si sólo le voy a dar un uso de reproducción de música? ¿Por qué no sacarán las marcas un producto orientado claramente al audio portátil, incorporando más formatos sin pérdidas, mayor autonomía para moverlos, gapless y una memoria flash grande para almacenar esa música de calidad en lugar de incorporar otras prestaciones que nunca utilizo y que tienen que ver más con la estética y poco con las necesidades de los usuarios?

Suerte que al menos tenemos el iAudio 7...

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Totalmente de acuerdo contigo, si puedo tener un repro pequeño como un i7 o un U2 con buena calidad de sonido ¿Por que pagar por prestaciones que no voy a usar? ¿Por que tener un armatoste en el bolsillo cuando con uno con el tamaño de un mechero puedo escuchar música perfectamente?
Anónimo ha dicho que…
Completamente de acuerdo. Mi repro favorito (de los q tengo) es un Iaudio U2 precisamente por la calidad de sonido y su tamaño. Pero parece que si quiero adquirir uno nuevo con una mayor capacidad sin renunciar a la calidad de sonido de Cowon y sin pagar mas por extras que no voy a usar o que van aumentar su tamaño, peso,...etc, este Iaudio 7 y pocas mas alternativas existen en el mercado.
Por cierto, ultimamente estoy usando bastante el formato flac para comprimir mis discos en el ordenador y suenan de fabula pero...notaria la diferencia con un mp3 a 256hbps por ejemplo, teniendo en cuenta la calidad de sonido que se gasta la marca coreana? Me tienta mucho eso de 16Gb en flac...cuantos discos te pueden caber? 50?? Buff...Enhorabuena por el analisis.

Kenai.
Blogoblo ha dicho que…
Por lógica, sí que hay diferencia entre un archivo comprimido sin pérdida (Flac) y uno con pérdida (mp3 256 kbps, como comentas). Pero esas diferencias se harán más visibles dependiendo de otros factores, como el tipo de auricular que utilices o la amplificación.

A mi, sinceramente, me resulta muy complicado distinguir mis Flac de los 'emepetreses' a 320 kbps con el auricular de serie o el creative EP630. Eso sí, lo mínimo de calidad que exijo en un mp3 es un bitrate nunca inferior a 192 kbps; por debajo de esa cifra, los artefactos se vuelven muy evidentes, sobretodo con auriculares de calidad.

Un saludo.
Obed ha dicho que…
hola que tal... tengo unos um2 pero ningún dispositivo que me permita sacarles el máximo partido (ipod touch) desde hace algo de tiempo he querido pillarme un i7 pero he pensado en como suena este con los um2. En tu review haces referencia a los shure de más alta gama... mi pregunta es como se desenvuelve el i7 con los westone.... Saludos!!
Blogoblo ha dicho que…
A mi me está gustando mucho la combinación iAudio 7, SE530 y el GoVibe 5.

La misma combinación con el UM2 también suena muy bien pero no alcanza el nivelazo del Shure (esa claridad por arriba vale oro puro).

Si no dispones de un ampli portátil, el UM2 rinde muy bien con cualquier Cowon, así que no tienes nada que temer. De hecho, hasta hace poco, sólo utilizaba el UM2 con cualquiera de mis reproductores. Ahora alterno entre el UM2 y el SE530, aunque uso más este último.

Un saludo.
Anónimo ha dicho que…
Hola muy interesante el articulo que escribiste se nota que eres fanatico de cowon y por ello queria consultarte especificamente cual es tu opinion con respecto a la calidad de sonido entre el cowon d2 y el cowon i audiuo 7.

Mi pregunta se debe a que tenia un reproductor u3 que me gustaba mucho ,pero dejo de funcionar por diversos motivos y aun no me decido si comprar el d2 0 el 7


y mi decision se basaria exclusivamente en la calidad de sonido.


Me despido de antemano agradeciendo una respuesta ya que me sera de gran utilidad para comprar mi nuevo cowon adios.



pd: tengo audifonos cresyn ep 810
Blogoblo ha dicho que…
Primero de todo, una puntualización: entiendo que allí donde dices 'fanático', querías decir 'fan'. :P

Es cierto que los productos Cowon me gustan mucho, por diferentes motivos, pero no hasta el punto de considerarme un fanático de la marca hay un trecho. El día que dejen de ofrecer las prestaciones que ofrecen (y que lo diferencian de la inmensa mayoría de marcas), ese día dejaré de comprar Cowon.

Después de este inciso, entremos en materia. ;-) Por calidad de audio, poca diferencia encontrarás entre un D2 y un iAudio 7. Son muy similares y más teniendo en cuenta el tipo de auricular que utilizas.

Con el D2 podrás ver vídeo mientras que el iAudio 7 está muy limitado en este sentido (por el tamaño de la pantalla, básicamente). Por sonido, ambos comparten muchas cosas en común: desde la potencia de salida, excelente en ambos, hasta los diferentes formatos de reproducción como las posibilidades de configuración de ecualización u otros parámetros.

Mi recomendación: compra el que más te guste y ¡¡¡cambia los auriculares!!!

Un saludo.
Víctor ha dicho que…
Hola. Antes de nada, felicitarte por el blog.

He visto que tienes algunas páginas permanentes con la etiqueta de "Vendido". Al estar ésta página en el mismo bloque, me pregunto si el Cowon iAudio 7 está en venta...

Un saludo!
Blogoblo ha dicho que…
Hola Víctor.

La coletilla de 'vendido' indica que ya no tengo el producto, simplemente.

Es más bien un aviso a navegantes, ante posibles dudas que otros usuarios puedan plantear y yo no pueda dar respuesta por no disponer ya del mismo.

Un saludo.
ulises ha dicho que…
Tengo un iaudio 7 y me encanta; pero la pantalla se quedó de pronto en blanco.... sabes que puede ser? ya lo resetee muchas veces y nada....AYUDA!