Ir al contenido principal

¡Qué pesado es el Vista!

Desde hace unas semanas tengo un nuevo juguete. Esta vez es un regalito que me han hecho y que amplía mi equipamiento informático. Es un portátil HP, cargado con Windows Vista, como no podía ser menos.

Una de las primeras sorpresas que me he llevado al volver a Windows, aunque sea de paso, es la ingente cantidad de memoria que se utiliza para instalar el sistema operativo y el paquete ofimático Office 2007.


Nada más y nada menos que ¡40 Gb! de la partición de Windows -en la otra tengo, de momento, Fedora 10 a la espera del Debian 5- para unas pocas aplicaciones entre las que ya he incluído Firefox, Gimp, OpenOffice 3 e Inkscape, programas que son muy ligeros.


Aunque es bonito, pero no tanto como el escritorio Gnome con Compiz Fusion, y por ahora no me ha dado ningún problema insalvable (si no tenemos en cuenta que desde IE me desmonta los párrafos de esta entrada y con Firefox todo funciona correctamente), ¿qué debe esconder este Vista para que pese tanto?

Comentarios