Ir al contenido principal

Nunca hay gadgets de sobra

Me ha hecho gracia leer este artículo sobre un tema con el que todos, en mayor o menor medida, podemos sentirnos reflejados.



La verdad es que, a medida que leía, he descubierto que varios puntos encajaban bastante con mi perfil... geek. Y casi no sé cómo tomármelo, sinceramente: si reír o pedir hora en el médico.

Sólo hay que hacer una sencilla operación aritmética para comprobar que en mi casa hay más cacharritos electrónicos que en la casa de varios de mis amigos juntos; que sí, uso GNU/Linux y le suelto el sermón padre a todos los conocidos, compañeros y amigos para que también lo usen (una minoría ya ha migrado, algunos ya los tengo casi convencidos y el resto, por lo menos, saben de qué hablo); que soy el mejor tester de mi ordenador -mis ordenadores, mejor dicho- a los que trato y maltrato con pruebas y más pruebas, y con mimos en forma de nuevo hardware -que instalo con mis manitas- que me permite aguantar todo lo que le eche, aún teniendo ya unos cuantos añitos. Y que sé a ciencia cierta a qué cacharro pertenece cada uno de los cables USB o de corriente que cuelgan de la pared, como si fueran auténticos trofeos. Llámame rarito, si quieres.

Como no sé dónde acaba el juego y dónde empieza la patología, yo sigo en mis trece hasta que un experto (absténganse los que anden peor que yo) me diga algo y le sigo sacando punta al lápiz con un nuevo gadget del que pronto informaré.

Nota: la imagen es una captura de pantalla de mi Cowon iAudio X5L de 30 gb que conservo como oro en paño y con el que empecé en toda esta movida del audio portátil.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hola Blogobló yo Fiki no soy pero tambien tengo bastantes aparatitos, el ultimo un IAudio 7 que me lo compré gracias a tu Review, y viniendo de los Ipod me he metido en otra marca para bien.
Ahora voy a hacerte caso otra vez y me voy a por los westone 3, tengo unos sheineiser IE6 8que suenan de fabula)
Un saludo
Blogoblo ha dicho que…
Pues date ya por más que satisfecho si reunes a esos dos colosos. Pocas combinaciones de reproductor-auricular van a superarlos.

Bienvenido a esta locura; dulce y sana locura. Pero lo siento en el alma por tu cartera... ;-)

Un saludo.