Ir al contenido principal

World of Goo: un juego sencillo y adictivo

Las bolitas de abajo duermen como marmotas mientras que las de arriba, con nuestra ayuda, tienen que llegar a ellas trazando líneas a partir de esa gelatina de la que penden.


Al llegar a ellas, esas bolitas durmientes despertarán para subirse a la nave gelatinosa y construir, de nuevo con trazos, un castillo que llegará hasta una tubería que está en la parte superior. La gracia está en que no se desmorone la construcción.

World of Goo es uno de esos juegos que crean pura adicción. Y si no te lo crees, pruébalo por ti mismo bajándote la demo. Por cierto, es multiplataforma.

[Actualización,  12/11/2011]

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Yo jugué a ese juego en su día, pero lo aburres enseguida. Aparte de que hay pantallas imposibles.
Anónimo ha dicho que…
A mi me parece genial... y me le he pasado por completo así que de imposible nada!!!! Es realmente adictivo lo recomiendo!!!!