Ir al contenido principal

Carta a los Reyes Magos

Queridos Reyes Magos:

No sé si llego a tiempo y podréis conseguírmelo pero aquí os dejo lo que quiero. En realidad, no tendréis que buscar demasiado porque sé que ahora no lo encontraréis en ningún sitio por muchos milagros, poderes o magia que podáis hacer. Así que tranquilos, que mi carta de regalos no es para este año en particular si no para el siguiente.


Aquí va lo que pido: un reproductor de audio portátil. Ya sé que tengo muchos, demasiados quizás, pero el que quiero es diferente. El que quiero deber ser el definitivo, el que me quite las ganas de seguir buscando.

Debe tener:

  • Gran autonomía: las 100h del AMP3 son bestiales pero me conformo con las 60h del iAudio 7 reales y calculadas con formatos sin pérdidas, no con emepetreses mediocres.
  • Mayor capacidad de almacenaje: en memoria interna para guardar toda mi música así como adaptar ranuras de expansión para tarjetas modernas que me permitan seguir ampliando mi discoteca portátil.
  • Batería reemplazable: como un móvil, así de simple. Un reproductor para que dure mucho tiempo conmigo.
  • Gapless: para encadenar unas canciones con otras hasta acabar en una borrachera de música que cubra, como banda sonora, cada instante de mi vida cotidiana.
  • Listas de reproducción y búsquedas por tags: tantas como quieras y configurables desde el mismo reproductor. ¿Quizás un botón específico para estos menesteres?
  • Bluetooth para transferencia de datos: que pueda conectarlo a un sistema de altavoces está bien pero que pueda transferir contenido al/desde el ordenador de forma rápida, sin cables y eficiente, es lo ideal.
  • Conector USB 3.0: no podemos perder el tiempo con transferencias lentas. Algunos portátiles ya empiezan a incorporarlo así que exígeles que lo incluyan.
  • Entrada y salida de línea (Line-In/Out): si el chip de sonido es bueno, que por supuesto lo debe ser, hay que sacarle todo el partido para lograr la mayor pureza audiófila posible, de entrada y de salida.
  • Pantalla pequeña y eficiente: las pantallas grandes consumen energía y prefiero gastarla disfrutando de mi música. Me da igual si la interfaz es en color o en escala de grises pero que tenga muy buena resolución. ¿Sería posible tinta electrónica para minimizar el consumo energético?
  • Preferencia hacia los formatos sin pérdida y libres: incluir todos los formatos posibles de audio con preferencia hacia los libres. El reproductor ha de gestionar esos archivos de forma muy eficiente atendiendo a consumos muy bajos.
  • No quiero prestaciones que nunca uso: no veo vídeo, ni fotos y apenas uso la radio. Tampoco necesito una interfaz que acabe con los recursos del sistema.
  • No quiero cable propietario y sí estandarizado: un cable USB universal y un cargador AC también universal.
  • No quiero un auricular: que se ahorren el coste que supone porque nunca uso el que trae de serie. El auricular ya lo pongo yo, por mi cuenta.
  • Construcción robusta en aluminio: como el X5L que ya tengo pero en cuerpo más chico, más ligero aunque igual de fuerte y bello.
  • Quiero controlarlo sin sacarlo del bolsillo: es una pesadez tener que sacar el reproductor del bolsillo para cambiar de canción o subir el volumen. Así que todo el control del reproductor ha de ser mediante botones accesibles. Si podéis conseguir que venga con interfaz táctil para cuando lo tenga en la mano, que los botones tengan la misma funcionalidad que la interfaz.
  • Protocolos de transferencia UMS/MTP: que cada usuario decida libremente cómo transferir música a su reproductor, ya sea a través del algún software o mediante un sencillo copiar y pegar carpetas/archivos.
  • Compatibilidad total con cualquier plataforma informática: ya sabes, Windows, Mac, GNU/Linux o la que sea. Que mi ordenador ni mi sistema limite las posibilidades del reproductor.
  • Independencia de cualquier software: que todos sean compatibles pero ninguno te ate en su uso. La elección siempre debe estar en manos del usuario.

Os pido un último esfuerzo aunque aquí ya sí necesitarás los poderes y la magia solidaria de Papa Noel, seguramente:

  • Quiero que el firmware sea completamente liberado y accesible a cualquier usuario: para que pueda observarlo, estudiarlo, mejorarlo y compartirlo nuevamente. Ya sabes.

Hay muchos que cumplen algunas de esas exigencias pero ninguno todas. Podéis preguntarles si están dispuestos a apostar decididamente por un producto así o animar a algún fabricante novel a lanzarse al vacío y conseguir lo que otros no están dispuestos. Me da igual.

Os lo pido a vosotros, cumplidores de sueños, porque no confío demasiado en aquéllos. A ver si hay suerte. Tenéis un año por delante.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Si no he leído mal, te has saltado la fundamental, que supongo que la das por hecho y es que tenga una calidad de sonido no vista (escuchada:) hasta ahora. Sin tener que tocar mucho el ecualizador o tirar de amplis portatiles (Que al final lo hacen poco portable). Esta claro que los auriculares hacen el 50% pero me parece que esa será la carta del próximo año, ya que tampoco hay nada perfecto. Saludos ;)
Blogoblo ha dicho que…
No es que me lo haya saltado: es que doy por hecho que si quiero un reproductor 'ideal' de audio, el sonido debe ser la prestación que destaque por encima de todo y de todos. Una referencia en audio, vamos.

De hecho, aunque no expresamente, ese requerimiento se podría deducir de otras prestaciones que menciono, como la salida de línea o el uso de formatos sin pérdida, que no tienen mucho sentido si el chip de sonido no está a la altura.

Con los auriculares es un poco diferente porque considero como buena cierta especialización en función del estilo de música y éso ya lo tenemos hoy en día. El problema es el precio. ;)

Un saludo.