Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

Muy pronto un nuevo Radius

La japonesa Radius vuelve a la carga con un nuevo auricular de doble diafragma dinámico (DDM):


Se trata del Radius HP-TWF21, tan nuevo que sólo está en preventa en Musica Acoustics por 289 dólares, unos doscientos euros al cambio, aproximadamente.
El nuevo modelo supone un restyling del reseñado en este blog Radius W-Pro. Promete un mejor equilibrio frecuencial, ya de por si bueno en el W-Pro para mi gusto, pero con un grave más "modesto" y unos agudos más transparentes. 
Pinta bien y parece que con el nuevo diseño de la carcasa el auricular queda mejor aposentado en el pabellón auditivo. A ver si tengo la oportunidad de probarlo.

Bienvenido, Westone 4

Mientras le doy la puntilla a la reseña del SM3, que está al caer, un nuevo juguete pasa por mis manos.

Promocionado no como una simple mejora del Westone 3 sino como un "nuevo nivel" en la gama de monitores acústicos universales, el Westone 4 llega para marcar tendencias en el mercado de IEM al incorporar cuatro drivers, dos para los graves, en un cuerpo universal de tres vías.

Aunque utiliza la misma carcasa que el Westone 3, en el aspecto sonoro me suena bastante diferente (de momento lo uso con las olivas negras). El grave parece menos agotador, más expansivo y menos denso; los agudos siguen yendo muy arriba, manteniendo la transparencia y precisión y, por último, el muy mejorado rango medio que gana en presencia, transparencia y viveza.

En general suena con más cuerpo y mejor asentado que el Westone 3, que lo veo más propio para aquellas músicas con perfiles sonoros en V (electrónica y folk) por la polivalencia que parece que aporta el Westone 4.

A ver en qué queda cuan…

Paul Motian Trio

Un poco de jazz para la tarde del sábado. Bonito disco y sugerente título el "Lost in a dream", por cierto.

A ver si cojo la cámara y disparo a todos esos gadgets que tengo por aquí, que ya va siendo hora de proseguir con las reseñas pendientes. 
Aunque en los últimos meses el blog esté en modo bajo consumo, mi curiosidad sigue intacta y los gadgets espero que sigan llegando a mis manos. A otro ritmo, si acaso, que el nubarrón en el que andamos nos obliga a meditar las decisiones.