Ir al contenido principal

Shure SRH940: mod para dummies (como yo)

Enlazando con esta entrada, hoy vuelvo a los Shure circumaurales de arquitectura cerrada. Esta vez para comentar sobre una pequeña modificación que le he hecho al Shure SRH940, con la idea de atenuar ligeramente su sonido neutro tirando a brillante que proporciona respecto al SRH840.

No busco transformarlo en un SRH840 sino darle otro matiz sonoro a un auricular que ya me parece que suena muy bien tal y como está configurado de serie (para mi gusto, mejor equilibrado que el SRH840). De hecho, espero que la nueva versión SRH1540 no sea más que una mejora del SRH940, con un poquito más de grave y espacialidad pero en la misma línea de perfil sonoro que tiende a neutro.

Con todos ustedes, el donut:


Seguro que les suena mucho a los poseedores del K702 de AKG. Efectivamente, esa esponjilla es la que incluye ese magnífico auricular, supongo que para suavizar su respuesta sonora, también con tendencia al brillo, o atenuar vibraciones, aunque no sé exactamente su función porque, al final, me gusta más cómo suena el K702 sin la esponjilla que con ella.

Pues bien, la solución de quita y pon que aplican los austríacos a su auricular la he aplicado a mi SRH940. Y hay cambio.

Shure SRH940 con el filtro (donut) del AKG K702

Como decía al principio, la intención es la de suavizar su respuesta sonora. Darle un poco más de calidez, atenuando el brillo y ganar peso en la zona de graves. Todo lo que sea posible pero sin caer en el sonido velado, carente de agudos, que no me gusta.

Comparativa del SRH840 y SRH940 de serie

Aunque el SHR840 muestra una joroba más pronunciada en graves que el SRH940, la respuesta en agudos de este último no difiere demasiado del primero. Me refiero a los modelos de serie, sin modificación.

Con este filtro, sin embargo, el brillo se atenúa de forma claramente perceptible en el SRH940.

El donut va colocado debajo de la almohadilla


El donut, más que darle más grave al SRH940 lo que hace es atenuar su agudo con lo que, al final, el SRH840 sigue golpeando enérgicamente con un grave poderoso y un agudo en primer plano (en un perfil que tiende a una V pero no tan radical) mientras que el SRH940, más lineal, parece que gana más grave pero sólo porque el agudo se atenúa en un equilibrio por compensación (donde antes había más agudo y menos grave, ahora hay menos agudo y un poco más de grave). De ahí que, a pesar del filtro, el SRH840 sigue dando una respuesta más brillante que el SRH940 pero también un grave más contundente y en la frente que este último.

Desconozco si puede gustar más o menos poner el filtro al SRH940 pero lo que tengo claro es que aquél que se alejó de este auricular porque le resultaba demasiado brillante (y, por correlación, con poco grave), con este donut seguro que, como mínimo, la escucha se le hace más soportable y llevadera.

Desde luego que ésta no es la solución milagrosa porque, por ejemplo, pierdes algo de definición, detalle o matices, respecto a la versión de serie, por razones óbvias, pero si estás en el dilema entre deshacerte de este auricular porque te gusta un sonido más cálido o modificarlo, aunque ello conlleve perder algunas otras cosas, yo optaría por darle una oportunidad.



Total, fabricar el donut, como ves, es lo que lleva mayor dificultad en todo este experimento, sin daños colaterales, porque el auricular no va a sufrir ningún daño. Y si no te gusta cómo suena, es tan fácil como quitarlo de nuevo.

[Actualización, 10/12/2016] Esta misma modificación aplicada al Sennheiser HD700 y el resultado es más que bueno: menos brillo y sonido un poco más cálido.

[Actualización,15/01/2017] Añado el enlace donde podrás comprar la esponjilla.

Comentarios