Ir al contenido principal

Hifiman RE0

Visto con cierta perspectiva podría pensar que en el terreno de los auriculares intracanal voy hacia atrás, de más a menos. Pero no es así. Una muestra es el Radius W-Pro; la confirmación de que para atrás ni para coger impulso llega de la mano del Hifiman RE0.

Creo que no soy el único que cree firmemente que en este mundillo auricular y en todo el entramado audiófilo, en general, una pequeña mejora implica un gran desembolso y no siempre merece la pena. O sí.

Parece razonable que lo más caro sea siempre lo mejor. Es de lógica.  Pero algunas veces nos llevamos alguna sorpresa muy agradable al bucear entre las gamas inferiores, como en el caso del RE0.

No seré yo el que diga que este auricular puede competir con un ER-4P o un Westone o cualquier otro de los auriculares de referencia en el mundillo de los intracanales. Pero sí lo puede hacer con un Super.Fi 5 o incluso sacarle los colores al Grado GR8.

Del Hifiman RE0 puedo decir que es un gran auricular y más teniendo en cuenta el precio al que se vende.

Yo lo ubico en la zona alta de la gama baja, por una cuestión de precio básicamente, pero su ubicación natural, ateniéndonos a sus cualidades sonoras, es la gama media. De hecho, creo recordar que cuando salió a la venta costaba el doble de lo que cuesta ahora.

No es un auricular especialmente espectacular pero sí sorprendente: no tiene graves poderosos pero la respuesta en medios-altos es de las que te dejan con la boca abierta. Porque es limpia, cristalina, bien controlada. E incluso esos graves que al principio brillan por su ausencia, poco a poco van ganado en presencia y a la que les prestas un poco de atención puedes discernir que, aunque justitos -sobretodo para los amantes de la fuerte pegada- son de buena calidad.

El Hifiman RE0 lo puedes comprar en ZocoCity a un precio de 69,95 euros.

Accesorios

Para ser más económico que el Radius que comentaba hace unos días, incluye más protectores de serie (dos pares de doble banda de silicona, tamaño grande y pequeño, y tres pares negros de una banda en tres medidas), varios filtros y una pinza para sujetar el cable en la ropa.


Los protectores blanco de doble banda no me acaban de gustar: me cuesta bastante lograr un ajuste adecuado y lleva su tiempo sacar los mejores graves al RE0. Sin embargo, con los protectores negros pasa más o menos  lo contrario: mejor ajuste y comodidad, y mayor profusión de graves.


Entiendo que la caja de embalaje es la 'funda' para guardar el auricular cuando no se usa. No es lo más práctico para llevarla cada día encima pero al menos garantiza una buena conservación del auricular.


La carcasa del RE0 tiene una zona rugosa, cómoda para manejar el auricular con los dedos (para extraerlo de la cavidad, por ejemplo) pero algo incómoda cuando lo colocas. No es mucha molestia pero noto que la superfície no es lisa.


La verdad es que no acabo de entender ese añadido teniendo en cuenta que entra en contacto directo con la piel y lo ideal es no existan aristas ni rugosidades para garantizar una mayor comodidad. De hecho no he visto ningún auricular que tenga ese rasgo y por algo será.

Diseño y confortabilidad

El Hifiman RE0 tiene un gran parecido con uno de los primeros auriculares de calidad que he tenido desde que empecé de un forma más intensa en esta afición del audio portátil: el Creative EP-630.

RE0 (izquierda) y EP-630 (derecha) con el protector de serie del Creative

No tiene tanto parecido con el GR8 aunque tampoco son muy diferentes:


La carcasa es realmente pequeña en todos ellos y eso redunda en una mayor comodidad.

El Hifiman RE0 tiene un cable simétrico (en "Y"), no reemplazable, y mantiene muy controlado el tema de las microfonías aunque 'haberlas, haylas'.  La pinza para sujetar a la ropa, junto con la ayudita de pasar el cable por detrás de la oreja a lo in-ear ayudan a minimizar esos ruidos.


Arriba a la izquierda, EP-630. Abajo, RE0. A la derecha, ER-4P.


El jack del auricular a la toma de reproductor tiene forma de "L" (creo que  era recto en las primeras versiones). Si no utilizas el auricular de forma habitual y lo guardas en su caja, el cable mantiene las dobleces hasta pasados unos minutos.

Sobre el sonido

Me ha llevado tiempo entender a qué se debían los numerosos elogios vertidos sobre el Hifiman RE0.


Todas aquellas bondades que lo situaban, incluso, a la altura del mismísimo ER-4P, toda una referencia en el mundo de los  auriculares intracanal, no encontraban la debida correspondencia con lo que mis oídos estaban percibiendo con las primeras escuchas.

Desde el primer momento la presencia del grave brillaba más bien por su ausencia recordándome, en algún momento, la respuesta algo desangelada del, digamos, 'obsoleto' Shure E3C, que aún conservo. Así, toda la carga recaía sobre el rango medio y agudos dejando la composición, para mi gusto, en desequilibrio.

El rodaje y el uso continuado del Hifiman RE0 ha cambiado ligeramente mi percepción. En el primer caso, por razones óbvias: unas horas sonando al aire y el RE0 gana en dinamismo. En el segundo, porque es vital conseguir el mejor ajuste del protector auditivo -las doble banda de tamaño pequeño, en mi caso- para sacarle más partido a la zona baja de las frecuencias y eso lleva tiempo.


Es muy importante, como digo, un buen ajuste y sellado del auricular. Salvo que te apasionen las voces femeninas a cappela o los solos de violín, conviene ser paciente y esforzarse para ganar en presencia de graves y disfrutar el RE0 en un registro sonoro más extenso. Sin ello, sólo tendrás un auricular con un rango medio poderoso y unos agudos prominentes o, lo que es lo mismo, un auricular cojo.

El Cowon J3 es la fuente a la que he emparejado el RE0, siempre con ecualización Normal (plana y sin efectos) aunque recomiendo hacer unos ajustes en la ecualización, si usas el J3, porque le sienta muy bien.

Los 60 Ohms de impedancia requieren de un volumen superior (tres cuatras partes del total) que lamentablemente repercutirá en un mayor consumo de batería. 


Empiezo con unos clásicos en mi discografía del downtempo: Mocky y Beady Belle. Sonidos tranquilos, sugerentes, con profusión de graves, ritmos muy marcados, voces de terciopelo y agudos que se tocan con los dedos.

El "Fighting away the tears" es la prueba de fuego por la que pasan todos mis auriculares. Me fascina. Este tema me da una idea aproximada de lo que un auricular puede dar de si en todo el rango frecuencial, al menos en lo que a mis gustos se refiere.

Con el RE0 no obtengo una respuesta en graves profunda. Hay control, golpe rápido y buena pegada pero sin la densidad del Grado GR8. Me gusta su respuesta. La respuesta del Super.Fi 5 me parece la mejor de los tres, más cercana al sonido sin aristas del RE0 pero con más cuerpo que al cargado GR8.

Quizás en algún momento le pueda faltar al RE0 algo de garra y en otros va sobrado, qué cosas, pero en general se desenvuelve de forma muy coherente.

Además, la compañía de un medio limpio, donde las voces aparecen muy definidas y frescas, y un agudo bien dosificado, casi dulzón, preciso pero no de bisturí, hacen de la escucha un momento placentero. Y no observo rastro de sibilancias.

El Super.Fi 5 es más incisivo pero también menos creíble según el momento, rozando en ocasiones la línea que lo separa de la estridencia. El medio se apoltrona sobre la parte baja haciendo más ásperas algunas voces y un poco artificiales las más agudas mientras que el RE0 se centra más en la zona alta, aportando brillo incluso cuando vendría mejor un poco más de aspereza.

La respuesta del GR8 en medios y agudos me parece la mejor de todos ellos: medios ni demasiado brillantes ni demasiado empotrados; agudos brillantes pero bien controlados.


Entrando en la zona acústica, con aspiraciones rockeras, encuentro en el RE0 una fortaleza. Sin ser un auricular rockero, le sienta bien el rollito tranquilo del sonido folkero: una voz y un guitarra en primer plano, y un bajo y percusión que acompaña sin distraer la atención.

El buen control en medios y agudos, donde las voces siempre mantienen la coherencia suene lo que suene y los platillos, panderetas o triángulos son audibles fácilmente, permiten que las guitarras se vuelvan más rasgadas y realistas. Lo percibo con meridiana claridad con el "We walked in song" y las sensaciones son lo suficientemente buenas como para pensar que este tipo de sonido es el que encaja con el RE0.

En el cuerpo a cuerpo con estilos más rockeros, donde hay una mayor instrumentación y el sonido se vuelve más denso y bajista, al RE0 le cuesta un poco más encontrar su sitio.

Las guitarras pierden un poco la naturalidad de los sonidos folkeros, el grave se queda algo corto  y las voces incluso se contagian de una respuesta que tiende hacia el agudo. Creo que el yin y el yang viene determinado, precisamente, por la cantidad de instrumentos que entran en acción: a más instrumentos y voces, más apretada es la respuesta del RE0; a menos instrumentos, más expandida y controlada.

El sonido del Super.Fi 5 es más redondo, sobretodo porque hace una gestión más eficaz de graves y medios-bajos. Las guitarras suenan más rasgadas y las voces, aunque algo menos cálidas que en el RE0, también resultan muy agradables.

El cuanto al GR8, tres cuartos de los mismo pero con la particularidad, una vez más, de un grave más denso. En cualquier caso ese 'calor' que da el grave me gusta seguramente más que la frialdad del RE0.

Con las primeras canciones del "Time out" me ha dado la sensación de que el grave, una vez más, era demasiado delgado para los requerimientos de estos sonidos jazzísticos. Pero unos minutos más tarde, justo cuando he dejado de prestarle tanta atención, la respuesta del RE0 me ha parecido más ajustada y , casi sin darme cuenta, la escucha se volvía muy placentera.

Destaco la presentación de trompetas y piano que, sin ser muy extensa, es impresionante por su detalle y realismo. Es un sonido cercano pero no agotador. En el Super.Fi 5, en cambio, los notas más altas del piano o incluso trompeta  golpean como un martillo percutor, muy enérgico y más agotador al mismo tiempo. La respuesta del GR8 es menos incisiva que la del Super.Fi 5 e incluso menos afilada también que la del RE0.

La audición del "Cello concertos de Vivaldi" casi me obliga a separar al Super.Fi 5 del resto. La razón es simple: es más nervioso y eso no le va bien para clásica. 

La fuerza del Super.Fi 5 puede ir bien para temas rockeros pero cuando el peso recae principalmente sobre medios y agudos en tres cuatros del total, prefiero la serenidad del RE0 y GR8. O eso o acabo extenuado y estresado escuchando a Vivaldi. Y no se trata de eso, creo yo.

En clásica me quedo con el RE0 por delante del resto.

Conclusiones

Pocas quejas tengo del Hifiman RE0 en cuanto al sonido se refiere.


El Hifiman RE0 es el auricular, de los tres mencionados, con una respuesta más neutra. Ofrece un sonido más analítico, algo frío pero muy bien controlado. 

Aunque al principio pueda parecer que tiene un grave endeble, unas horas más tarde es del todo posible que no sólo deje de parecértelo sino que, incluso, te guste mucho más que el del Super.Fi 5 y GR8.

La respuesta en medios y agudos es magnífica. Es estupendo escuchar una voz sin pensar que le falta un poco de aquí o le sobra de allí. De sibilancias, ni rastro, y ya es difícil. 

Si dejamos de lado que su carcasa no es lo más confortable que he probado  (no entiendo el sentido de la zona rugosa que acaba provocándome picores en la oreja), que la adaptación a los protectores auditivos de doble banda no me resulta fácil y que acoplarle un ampli le hace más bien que mal (siempre preferible a subir el volumen del reproductor más de la cuenta), el Hifiman RE0 es un auricular sorprendente bueno en el aspecto sonoro y más a este nivel de precios.

No olvides, por último, que todas las audiciones las he realizado con ecualización plana y que una pequeña variación de esos parámetros le da otro aire a este intracanal.

Disculpa las omisiones e imprecisiones que haya cometido por el camino y recuerda que ésta no es más que una opinión completamente subjetiva sobre el Hifiman RE0.

Acabo ya esta larga entrada con un agradecimiento especial a ZocoCity por proporcionarme este auricular.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Hoy han llegado mis RE0, los compre en la pagina de head direct!,
tenia unos cx300, luego pase a unos akg k32p, luego unos koss portaPro (aun los tengo, son comodisimos ).

Los Re0 son simplemente impresionante ( no quiero ni imaginas auriulares de alta gama ) , van muy bien en medios y altos !! (sonidos que no habia escuchado, jamas crei eso, hasta que pones atencion....) recomendados por el precio imbatible me salieron 90 dolares con el envio incluido!

Saludos !!